BLOG

¡Soy la peor mujer!

Más de una vez me han dicho que no parezco mujer. Muchas veces he tenido amigos que me tratan como si fuera un hombre más y me hablan, incluso, como si yo fuera hombre. Me cuentan sus cosas como si se las contaran a sus amigos hombres, olvidándose que, ¡hola! ¡soy mujer!

La realidad es que me dicen esto porque no soy para nada delicada, soy bastante grosera, soy muy directa y no me gusta ponerme vestidos, tacones, ir maquillada por la vida y esas cosas ‘que hacen las mujeres’.

Soy muy mala mujer porque la verdad es que prefiero ir y decir las cosas de frente, como son, sin dar tantas vueltas y sin hacer perder el tiempo a la gente.

Usualmente se espera que las mujeres no opinen, que digan las cosas ‘suavecito’, que sean más discretas… y yo de discreta no tengo nada.

Cuando me río o estornudo, se entera todo el mundo, soy la más escandalosa que hay.

Puedo vivir en jeans y zapatillas todo el día, todos los días y soy la más feliz del mundo. Es más, si en lugar de jeans puedo usar leggings, mejor.

Soy un desastre porque me estresa la facilidad que tienen ‘las mujeres’ para ofenderse con cualquier cosa. Una ya no puede decir la palabra ‘sexo’ porque ya te catalogan de p*ta; y ajá, para muchos será un tabú, pero el tema es lo más normal del mundo. ¿O cómo es que nosotros venimos al mundo? ¿Por la famosa cigüeña? ¡Ay, por favor!

En realidad creo que me expreso mal cuando digo que ‘soy mala mujer’, en verdad es que la gente tiene un mal concepto y claramente hay estereotipos en los que muchas encajan, pero yo no… Y entonces, ajá, me han dicho muchas cosas en la vida.

En mí jamás van a encontrar una mujercita delicada y modocita, porque no lo soy. Siempre van a oír una grosería saliendo de mi boca, y nunca me verán comer como un pajarito, porque me encanta tragar.

Lo lamento si a mucha gente le molesta, porque sí, incluso a la familia que no tengo le molesta como soy, pero soy así. No puedo evitar ser terriblemente transparente y directa, franca, como me dicen algunos.

Últimamente tengo más tacto para decir algunas cosas, pero igualmente sigo siendo un desastre para ciertos temas.

Soy muy mala mujer, sí, pésima si me vas a juzgar según ‘lo que se supone que debo ser’, porque eso jamás lo seré. I’m sorry!

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *